LA  MUERTE  NO  ES  EL  FINAL

 
 

Cuando la pena nos alcanza,

por un Paraca perdido,

cuando el adis dolorido,

busca en la fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos,

con la certeza en que T,

le hayas devuelto la vida,

le hayas llevado a la Luz

T nos dijiste que la muerte,

no es el final del Camino,

que aunque morimos no somos,

carne de un ciego destino.

Yo no quisiera que un Paraca,

cuando descienda del Cielo,

este soldado olvidara

la forma de ir a l,

este soldado olvidara

la forma de ir a l.